ÚLTIMA HORA
En breve ampliamos
Agosto
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31
EN DIRECTO
Internacionales

Análisis: el encarecimiento del Maxi Rally y su futuro tras la habilitación del R5

Detallamos por qué se elevó el costo del vehículo del Rally Argentino y cómo será el futuro del campeonato

18/07/2019 | Leandro Mazzuccheli | Fotos: Rally Argentino | Leído: 2044

Twitter: @Mazzucchelli_L

 

En las entregas anteriores sobre este informe de los R5 en Argentina, hemos detallado las causas que derivaron en la aprobación de este tipo de coches para el Rally Argentino. Los pilotos nos compartieron sus primeras reacciones y también analizamos el impacto financiero y logístico que tendrá esta nueva clase en un país de contexto económico delicado como Argentina. Por último, los competidores nos hablaron de sus ideas para alivianar estos inconvenientes, con el fin de que la categoría R5 sea viable.

 

Entonces, ante la inminente llegada de estos vehículos a futuro, surge la necesidad de echar una mirada al presente técnico del Rally Argentino. La categoría aún trabaja con los Maxi Rally: un coche de rally estandarizado, con tracción integral, motor turbo y una construcción a base de partes comunes. La producción es nacional y esto garantiza que tengan un bajo costo de mantenimiento.

 

Pero la fórmula de este coche no pudo ser ajena al contexto de un país sumido en la devaluación, el déficit, la inflación y las presiones impositivas. Esto causó que el costo de operación de un Maxi Rally se haya duplicado hasta alcanzar precios ilógicos, los cuales no se condicen con el tipo de vehículo y el mercado para el cual fueron creados.

 

“El costo por carrera se ha duplicado, como mínimo”, advirtió el múltiple campeón del Rally Argentino, Federico Villagra. “De todas formas sigue siendo un poco más barato que un R5. Hoy en día, tenemos un costo de operación que es muy bueno para el tipo de producto que es el Maxi Rally”.

 

“Por supuesto, a todos nos gustaría manejar un World Rally Car o un R5. Pero, a veces la situación del país no lo permite y esa fue la razón por la cual nació el Maxi Rally: hallar una solución económica para momentos complicados”, explicó Villagra. “Si la situación mejora y permite que tengamos otros autos, entonces los tendremos. Por ahora, la posibilidad estará y quien quiera tener un R5, lo tendrá”.

 

Según los pilotos del campeonato argentino, el Maxi Rally fue víctima de una ambiciosa y descontrolada carrera por elevar la performance. Se importaron piezas mecánicas y se contrataron servicios de ingenieros extranjeros, lo cual desató una escalada de costos que también se vio acentuada por la situación económica del país.

 

“Hay cuestiones lógicas. Si quieres hacer un auto que cueste la mitad de un R5, entonces es imposible lograr que tenga la misma performance”, explicó Alejandro Cancio, actual piloto del RallyMobil chileno. “Los R5 son coches que funcionan a base de elementos con prestaciones altísimas y desarrollos caros. Para que un Maxi Rally tenga ese rendimiento, indudablemente habrá que gastar mucho más. Pero la verdad es que no se puede crear un coche barato, que a la vez funcione como un R5”.

 

Augusto D’Agostini, quien compite con Baratec en el Rally Argentino, amplió el concepto de Cancio y explicó que: “cada piloto buscó elevar su performance y al mismo tiempo todos quisieron tener lo mejor en sus autos. Los equipos comenzaron a traer ingenieros y preparadores de distintos países para que colaboren en el armado de los Maxi Rally. A partir de ahí, también se empezó a trabajar con suspensiones y muchos otros elementos importados. Entonces, todo comenzó a encarecerse”.

 

“Todos los equipos quisieron hacer lo mismo y ahí fue donde se perdió el balance”, lamentó D’Agostini. El precio actual de un Maxi Rally no es realista y no es lo que debería gastarse en un auto de ese tipo”.

 

El navegante Pablo Olmos, campeón 2018 del RallyMobil, extendió el argumento del piloto catamarqueño al asegurar que “el Maxi Rally no pudo independizarse del encarecimiento que implica un auto traído del exterior. Además, hay partes costosas que llegan importadas como las cajas, pistones, bielas y el sistema de electrónica”.

 

Pero al margen de esta situación critica, el Maxi Rally aún tiene una gran virtud que se mantuvo inquebrantable en los últimos años: el bajo costo de mantenimiento. Esto se debe a que son coches construidos con varios elementos nacionales, de fácil acceso y costo asequible, lo cual resulta vital cuando se necesita reparar un vehículo accidentado.

 

“Al momento de la compra, no hay tanta diferencia entre acceder a un Maxi Rally o un R5. La diferencia se nota al momento de las averías”, detalló Augusto D’Agostini. “Si se rompe el motor de un Maxi Rally, tenemos la seguridad de que con solo hacer un llamado telefónico ya podemos conseguir otro motor en Argentina. O bien, si se rompe una junta, sería una tontería que podría ser arreglada por cualquier mecánico, porque todos pueden hacer una junta para el motor”.

 

Si bien el Maxi Rally se muestra como un producto económico en su mantenimiento, el costo de compra se acercó peligrosamente al de un R5, lo cual aleja al vehículo argentino de su verdadero propósito. Entonces, surge la siguiente reflexión: haber apostado por el Maxi Rally ¿fue una decisión correcta para el Rally Argentino?

 

“Nuestro país siempre respetó el lineamiento de la FIA hasta los N4 y los pilotos hicimos un esfuerzo muy grande hasta esa época”, reconoció Alejandro Cancio. “Pero llegado un momento, no pudimos seguir con esos coches. Al mismo tiempo, también era inviable adaptarse a los modelos R5, porque son coches muy caros. Seguramente, las cosas se podrían haber hecho mejor. Pero el Maxi Rally fue la única alternativa. No había otras opciones debido a la situación económica e impositiva del país”.

 

Según Pablo Olmos, “el Maxi Rally es un producto diferente al R5, pero al mismo tiempo es el coche más similar al que podemos acceder hoy. En su momento, fue una solución muy buena y económica para Argentina. Pero lamentablemente, el dólar está muy elevado para nuestro país, entonces ya nada es barato”.

 

Al margen del delicado contexto argentino y del encarecimiento del Maxi Rally, todos conservan una plena confianza en el futuro del vehículo nacional. De hecho, la opinión es unánime: el Maxi Rally se mantendrá como la opción número 1 pese a la autorización para que los coches R5 puedan competir en Argentina.

 

“El Maxi Rally hizo una muy buena campaña y va a seguir haciéndolo. Los R5 solo serán otra categoría más del Rally Argentino, como tantas otras que ha tenido en el pasado y que tendrá en el futuro”, dijo Carlos García Remohí, presidente de la Comisión Deportiva Automovilística (CDA) del Automóvil Club Argentino (ACA).

 

“Creo que el Maxi Rally va a seguir funcionando durante mucho tiempo sin ningún problema, sobretodo si se mantiene como un auto más económico. De hecho, es muy probable que siga habiendo muchos pilotos que elijan correr con un Maxi Rally y no con un R5. ¿Por qué no podemos tener otra década más con estos coches compitiendo a nivel nacional? Yo creo que no hay nada que lo impida”, aseguró Remohi.

 

Federico Villagra opinó de manera idéntica y agregó que “la categoría Maxi Rally no va a cambiar. Seguirá teniendo sus autos y se mantendrá como la divisional con la mayor cantidad de coches por una cuestión económica relacionada a la situación de nuestro país”, dijo el múltiple campeón del Rally Argentino.

 

“Los Maxi Rally siguen siendo una categoría muy buena en la relación precio / calidad. El auto funciona muy bien y a un valor que no es el mismo de un R5. Tampoco se gasta tanto en su mantenimiento y es muy bueno si se tiene en cuenta donde nació este auto y donde está posicionado a nivel mundial”, dijo D’Agostini. Pero, tenemos que ser realistas. Hay mucha diferencia entre ambos autos, porque uno está construido por un fabricante y el otro es elaborado en Córdoba (Argentina).

 

Por último, el navegante Pablo Olmos dijo: “No creo que los R5 atenten contra la industria nacional de los Maxi Rally, porque hoy en día los equipos son creadores y constructores de sus propios autos. En la actualidad, hay más de 40 unidades que compiten entre el Rally Argentino, el regional cordobés o el campeonato Mar y Sierras. Mire por donde se lo mire, el Maxi Rally es una gran solución para nuestro país”.



Otras noticias


Toda la información sobre mundo de la competición de rallyes

WRC
ERC
Nacional de Asfalto
Nacional de Tierra
Internacionales
Regionales
Históricos
Otros
Rallyes ONLINE
Coches de calle
Toda la información sobre el mundo de la competición en circuitos

F1
WTCC
DTM
Fórmula E
WSR
Indycar
GP2 / GP3
Resistencia / GT
CER / Clio
Otros
Coches de calle
Web pensada para ayudar a la divulgación del mundo de la competición

Dossier
Webs
Comunicados
Fotografía
Vídeos (on boards)
Redes Sociales
Web pensada para poder ofrecer diferentes productos propios y ajenos para que los aficionados los puedan adquirir

Update CMP