ÚLTIMA HORA
En breve ampliamos
Octubre
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31
WRC
 

¿Para qué sirve en realidad WRC2 Pro?

Un vistazo a la categoría que llega en 2019 para colocarse entre la máxima y el ya conocido WRC2

10/12/2018 | David Durán | Fotos: Press | Leído: 3261

Twitter (@TheDDuran)


En 2019 se creará un nuevo escalón entre los World Rally Cars y los WRC2 en el Campeonato Mundial de Rallyes, un WRC2 Pro dedicado para los equipos oficiales que cuentan con monturas R5. Se espera que varias marcas estén presentes ya desde Monte-Carlo, como M-Sport o Skoda.


Esta categoría surge en cierto sentido por necesidad, pues el WRC2 normal fue creado sobre las cenizas del antiguo SWRC para que pilotos con coches S2000, R5 y RRC (cuando estaban permitidos) pudieran competir en los mismos tramos que los pilotos del mundial. No obstante, nada impedía que un equipo oficial llegase y les batiera con mayores recursos y pilotos oficiales y eso fue lo que hizo Skoda, dominando a placer los tres últimos años con su Skoda Fabia R5 en manos de Esapekka Lappi, Pontus Tidemand y Jan Kopecky.


Tanto era así que entre los Skoda, los Ford Fiesta R5 de M-Sport, los Citroën C3 R5 alineados esta temporada y el Hyundai i20 R5 de Hyundai Motorsport (para su piloto de desarrollo Jari Huttunen, gestionado por Sarrazin Motorsport y al final de temporada BRC), para un piloto privado era complicado conseguir un Top 5 en una categoría pensada en su origen para pilotos privados. Con la creación del WRC2 Pro, este problema puede solucionarse y los privados recuperarían el protagonismo en el WRC2 como se pensó en un principio.


Esta historia, para empezar, no es nueva: en 2010, el S-WRC estaba compuesto por equipos privados, como el Nupel Global Racing con el que Xevi Pons logró el título o PCR Sport, con el que corrió Albert Llovera. Al año siguiente Skoda, con apoyo de Red Bull, llegó con un equipo de dos pilotos y logró llevarse el título con Juho Hänninen y su Fabia S2000 por delante de Ott Tänak (entonces dentro del equipo MM Motorsport de Markko Martin) y Martin Prokop. En 2012 Skoda se dedicó a preparar la llegada de Volkswagen al WRC, por lo que el campeonato volvió a contar con pilotos privados – el campeón fue Craig Breen, que provenía de haber ganado el WRC Academy (precursor del actual JWRC) en 2011.


El ‘uso’ por parte de las marcas de las categorías inferiores para sus propios intereses es ya conocido en el WRC, teniendo también historiales como la batalla entre Peugeot, Citroën, Renault y otras marcas con los Kit Car, que acabaron siendo armas tan sofisticadas (y capaces de ganarles en asfalto) que se acercaban en precio a los propios World Rally Car cuando debían ser coches más asequibles. Según ha podido averiguar Revista Scratch, incluso antes de que eche a andar el WRC2 Pro ya están dándose casos similares.


La FIA ha impuesto la norma de dos coches por cada equipo de la categoría: por ejemplo, en Skoda Motorsport se han decantado por Jan Kopecky y Kalle Rovanperä, quedando libre el ex campeón de WRC2 Pontus Tidemand. Aún no se sabe que nombres figurarán en coches como los Fiesta R5 de M-Sport, los C3 R5 de Citroën Racing o los i20 R5 de Hyundai Motorsport, si es que deciden alinear dos unidades en vez una sola como en 2018.


Cabe esperar que algunos pilotos del WRC2 escalen hasta el WRC2 Pro pero, ¿Quiénes? La cuestión es que se están hablando de acuerdos millonarios de pilotos respaldados por grandes entidades que podrían acceder a esos asientos. Esto haría que otros pilotos, que puedan tener una mayor proyección en el WRC de cara al futuro, se quedasen fuera y con solo el WRC2 como posibilidad (dependiendo de sus recursos y sus patrocinadores).


Con esta situación ya en movimiento, volvemos a la cruda realidad del automovilismo: incluso en los rallyes, menos condicionado por este aspecto en comparación con las categorías de circuitos de alto nivel, los pilotos con más apoyo financiero pueden asegurar con mucha mayor facilidad asientos en la élite, aunque sea evidente que no van a subir a un equipo del WRC después y van a pelear por victorias por su marca. Los talentos que no tengan esa suerte, los de mayor calidad dentro de la cantera internacional, tienen mucho más complicado o incluso imposible llegar hasta lo más alto, aunque tengan manos más que suficientes.


Por tanto, este nuevo WRC2 Pro (algo que corre el peligro de confundir a los fans por su posición entre WRC y WRC2) aún no parece tener del todo definida su función: si cantera para futuros campeones, apartado para separar equipos oficiales y privados o ‘pro’ducción financiera, como ya se ha dado en otras categorías FIA. En cualquier caso, esperamos con que todo acabe tornándose a favor del deporte, sobre todo tras un gran año para el WRC como ha sido este 2018.



Otras noticias


Toda la información sobre mundo de la competición de rallyes

WRC
ERC
Nacional de Asfalto
Nacional de Tierra
Internacionales
Regionales
Históricos
Otros
Rallyes ONLINE
Coches de calle
Toda la información sobre el mundo de la competición en circuitos

F1
WTCC
DTM
Fórmula E
WSR
Indycar
GP2 / GP3
Resistencia / GT
CER / Clio
Otros
Coches de calle
Web pensada para ayudar a la divulgación del mundo de la competición

Dossier
Webs
Comunicados
Fotografía
Vídeos (on boards)
Redes Sociales
Web pensada para poder ofrecer diferentes productos propios y ajenos para que los aficionados los puedan adquirir

Update CMP