ÚLTIMA HORA
En breve ampliamos
Noviembre
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30

MINI 2014

Su aspecto es tremendamente continuista, pero el mito se ha renovado por dentro para ponerse a la última en tecnología

19/11/2013 | @AntonioDomingz | Leído: 4472

Todos quieren ser como él, o al menos tratar de acercarse a su éxito. El MINI del siglo XXI ha sido una de las revoluciones del automóvil actual y tras dos exitosas generaciones, tocaba ya dar salida a una tercera que no va a sorprender a nadie, pero al mismo tiempo tampoco a defraudar.
Encontrar la fórmula del éxito no es tarea sencilla y mantenerla tampoco. Lo mejor para conservarla en estos casos, es hacer que los cambios sean lo más sutiles posibles y en MINI han seguido esa receta al pie de la letra.
El nuevo MINI es más grande que el anterior y parece ‘más’ coche. Aunque solo ha crecido 10 cm de largo (ahora mide en total 3,82 metros), esa nueva cara con los faros más altos y grandes, la parrilla más prominente que ahora llega también al paragolpes, una línea de cintura un poco más alta y unos pilotos XL que siguen los pasos del Countryman, lo hacen más adulto y menos ‘juguete’.
Pero aunque ha cambiado, la esencia es la misma y lo que no es la esencia también. A más de uno le costará diferenciar una generación de otra a simple vista. Justo lo que quería BMW.
El aumento de tamaño se lleva directamente al interior y algo tan importante como el maletero se beneficia ahora de 50 litros más de capacidad para llegar a un total de 210 litros. Suponemos que el habitáculo también se habrá beneficiado de ese tamaño extra, de hecho ahora caben unos asientos mucho más ergonómicos.
La estructura del salpicadero sigue siendo la misma, aunque ahora se ve una mayor calidad en todos los puntos y mandos. Entre los cambios más importantes destacar la eliminación definitiva de la clásica pero incómoda colocación del velocímetro central, y el nuevo mando al estilo de los iDrive de BMW para manejar los menús en pantalla.
Hasta aquí lo que se ve, pero lo que no se ve también ha cambiado y lo ha hecho en mayor medida. El MINI estrena la nueva plataforma modular de tracción delantera de BMW que haciendo uso de nuevos materiales permiten que el coche sea más ligero y a la vez más rígido. Y eso que todo es más grande, pues acorde al tamaño exterior la batalla también ha crecido hasta los 2,49 metros (3 cm más), lo mismo que los anchos de vía (4,2 y 3,8 cm delante y detrás respectivamente).
El esquema de suspensiones sigue siendo el mismo, con McPherson delante y multibrazo detrás, incorporando ahora la posibilidad de instalar unos amortiguadores de dureza variable. La dirección eléctrica es nueva y estrena un sistema para compensar los excesos de par en las aceleraciones bruscas en curva. Milagros de la electrónica que también se usan para hacer las funciones de un diferencial autoblocante con los frenos.
Las evoluciones llegan también a elementos como las cajas de cambios. La manual de 6 velocidades será capaz de dar un golpe de gas por si sola para adaptar las revoluciones a los cambios de marcha, mientras que la automática se fijará en la ruta que seguimos con los datos del navegador para adaptar los cambios al trazado. Además todas incorporan la función Start&Stop, y la automática se puede colocar en punto muerto al dejar de acelerar entre 50 y 160 km/h para circular a modo vela.
La gama de motores estará compuesta inicialmente por tres, todos ellos sobrealimentados y pertenecientes a los Cooper, Cooper S y Cooper D. Al Cooper le toca un nuevo tricilíndrico de 1.5 litros con 136 CV y 220 Nm (230 Nm con el overboost). Al Cooper D, otro bloque de la misma cilindrada y número de cilindros pero con 116 CV y 270 Nm. Finalmente el Cooper S se lleva un cuatro cilindros de 2.0 litros con 192 CV y 280 Nm (300 Nm con overboost).
En cuanto a tecnologías y equipamientos, el MINI cuenta con lo último. Hay que reseñar el control de crucero activo, el sistema de aparcamiento automático, la frenada de emergencia autónoma con detección de peatones y el cambio automático entre largas y cortas.
A partir de ahora se podrá disponer también de un Head-up Display con información a color que mostrará, por ejemplo, los límites de velocidad de la vía. Aunque poco necesaria, estará disponible una cámara de marcha atrás, todo por facilitar la vida un poco más.
La personalidad del MINI tendrá un carácter performante gracias a los 3 estilos de conducción disponibles: Mid, Sport y Green. Como en tantos otros vehículos, estos actúan sobre la respuesta del acelerador, dirección, suspensión y cambio (estos dos últimos en caso de ser la variable y el automático).
Para hacerse con un nuevo MINI habrá que esperar todavía al año próximo, probablemente al segundo trimestre, pero el coche empezará ya su andadura esta misma semana por los Salones de Los Angeles y Tokio.


Toda la información sobre mundo de la competición de rallyes

WRC
ERC
Nacional de Asfalto
Nacional de Tierra
Internacionales
Regionales
Históricos
Otros
Rallyes ONLINE
Coches de calle
Toda la información sobre el mundo de la competición en circuitos

F1
WTCC
DTM
Fórmula E
WSR
Indycar
GP2 / GP3
Resistencia / GT
CER / Clio
Otros
Coches de calle
Web pensada para ayudar a la divulgación del mundo de la competición

Dossier
Webs
Comunicados
Fotografía
Vídeos (on boards)
Redes Sociales
Web pensada para poder ofrecer diferentes productos propios y ajenos para que los aficionados los puedan adquirir

Update CMP