ÚLTIMA HORA
En breve ampliamos
Diciembre
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31
CERA
 

Ott Tänak termina con el reinado de Francia y es campeón del mundo con Toyota

El estonio, junto con su copiloto Martin Jarveoja, asegura el título con un tercer puesto en el RallyRACC, ganado por Thierry Neuville

27/10/2019 | David Durán | Fotos: Josito Gómez | Leído: 3550

Twitter (@TheDDuran)
Instagram (@dduranissimo)


Ott Tänak y Martin Jarveoja han conseguido un segundo puesto en el RallyRACC que les sirve para ser los nuevos campeones del mundo de rallyes, terminando tres lustros de dominio francés en el Campeonato Mundial de Rallyes. Thierry Neuville/Nicolas Gilsoul han logrado la victoria con Hyundai Motorsport seguido de Dani Sordo/Carlos del Barrio en tercera posición, una situación que coloca al equipo como favorito al campeonato de marcas que se decidirá en el Rallye de Australia.


Los pilotos afrontaban esta etapa de tierra, la última vez que se disputará ya que en el próximo RallyRACC se eliminarán para dar lugar a un rallye de asfalto puro. En el tramo de Gandesa Ogier marcaba un gran tiempo con el que se colocaba como primer líder del rallye por delante de Neuville, Meeke (quien se llevó un susto importante al volar más de lo previsto en un salto) y Tänak. Pese a que tras el paso de los primeros coches la tierra de la superficie desvelaba el barro resbaladizo que ralentizaba a algunos, Sordo fue capaz de llegar casi al final del pelotón y marcar el segundo mejor tiempo, cediendo solo siete décimas con Ogier.


El francés estaba dispuesto a pelear de principio a fin por defender su corona, pero la fiabilidad de su Citroën le jugó una mala pasada: nada más empezar la primera pasada por Horta-Bot la dirección asistida de su C3 WRC desapareció, haciéndole sufrir por todo el tramo antes de perder 42 segundos con respecto a Tänak. Neuville se llevaba el scratch por delante de Sordo, siendo ambos los que lideraban también la clasificación general con los hombres de Tommi Mäkinen detrás suya.
El último tramo de la mañana era el largo tramo de La Fatarella – Vilalba, una mezcla de tierra con segmentos de asfalto. Ogier no pudo reparar el problema de dirección asistida así que trataba de aguantar perdiendo el menor tiempo posible antes de reparar en la asistencia del equipo de Versalles – el mayor rival de Tänak por el título pasaba a ser Neuville, dispuesto a pelear hasta el último momento por el título que lleva ansiando desde hace varias temporadas.


El belga tiró a muerte para cimentar la primera posición de cara a maximizar sus opciones de cara al título y presionar al mismo tiempo al estonio de Toyota, al que debe sacarle 12 puntos para tener alguna oportunidad de ser campeón en Australia – no obstante Sordo lograba superarle incluso con un pinchazo en los cinco últimos kilómetros del tramo, recayendo el scratch sobre un Sébastien Loeb que empezó el rallye discreto al montar duros en lugar de medios. Al final de este primer bucle Sordo era líder por un segundo de ventaja sobre Neuville, unas distancias muy apretadas dado que Tänak se mantenía tercero, Elfyn Evans cuarto y Kris Meeke quinto, con Loeb a siete décimas en sexta posición. Esapekka Lappi, Jari-Matti Latvala, Teemu Suninen y Mads Ostberg, el R5 más rápido y líder en WRC2 Pro, completaban el Top 10.

 

La tarde arrancó con un repleto tramo de Gandesa, donde a pesar de que ya se había limpiado con la primera pasada, el nivel de agarre no había mejorado en gran medida. Los pilotos mundialistas fueron a por todas, con algunos sustos como Ogier (ya con la dirección asistida reparada) pasándose de frenada en una horquilla de derechas o Evans, en el mismo punto, saliéndose en el interior al cortar en demasía.


Horta-Bot 2 llegaba a continuación y la pelea por la victoria continuaba en estos 19 kilómetros cronometrados, siendo Loeb el autor del scratch en el rallye en el que tantas veces ha logrado ganar – Hyundai se llevó un triplete ya que Sordo fue segundo (aumentando su ventaja en la general) y Neuville tercero, situándose además el alsaciano por delante de Tänak en la general. Esapekka Lappi se llevaba la peor parte en este tramo al quedarse parado su Citroën, sin poder continuar un día muy aciago para el equipo rojo.


El largo tramo de La Fatarella – Vilalba presentaba el último reto del día, una tierra marcada por la rodera de las primeras pasadas. Aquí Meeke y Neuville marcaron de nuevo grandes tiempos, pero el scratch se lo llevó el maestro de Alsacia, un gran tiempo con el que se colocaba en primera posición del rallye. Evans, por su parte, se dejó más de medio minuto en un tramo donde el motor de su Ford Fiesta WRC empezó a sonar peor que de costumbre. Al acabar esta última etapa de tierra Loeb era líder por delante de sus compañeros de escuadra Neuville y Sordo, los tres separados por 7,6 segundos de diferencia. Meeke era cuarto a 13 segundos y Tänak, que tenía en el punto de mira a Neuville de cara a la lucha por el título, quinto a 21,7 segundos. Latvala, Evans, Suninen, Katsuta y Ostberg completaban las diez primeras posiciones.

 

El paso al asfalto se producía con el tramo de Savallà con la baja de Esapekka Lappi, que no continuaba con el rallye. Kris Meeke lideró la ofensiva de Toyota en los compases iniciales del día y, pensé a alarma de un pinchazo lento en los últimos kilómetros de carrera, marcó el scratch y adelantó a Sordo en la general al mismo tiempo que Neuville pasaba a ser el nuevo líder, adelantando a Loeb. En el tramo de Querol Meeke quiso seguir apretando las tuercas a los hombres de Andrea Adamo, pero en el kilómetro 1,2 del tramo un error le llevó a arrancar la rueda trasera derecha del Toyota, quedándose fuera de carrera. Los tres Hyundai volvían a copar los tres primeros puestos (con nuevo scratch para Neuville), pasando a ser Latvala el principal escudero de Tänak y la ficha para que Toyota sigua peleando contra Hyundai en el mundial de constructores.


Montmell, con sus casi 24 kilómetros y medio de recorrido, era el que finalizaba el bucle matinal. Sébastien Ogier continuó con su fin de semana, con poco que hacer tras perder demasiados minutos en el primer día, siendo de los más rápidos con su Citroën. Tänak firmó el scratch para acercarse a los tres hombres de Hyundai, aunque las distancias apenas variaban debido a la naturaleza de estos tramos circuiteros. Al final de la mañana Neuville era líder por 11,4 segundos sobre Loeb y 16,8 sobre Sordo, acechando Tänak a diez segundos del piloto cántabro. Latvala se situaba en quinta posición por delante de Evans y Suninen, completando las diez primeras posiciones Ogier, Ostberg (líder en WRC2 Pro) y Camilli.


Aunque Hyundai tenía más que controlada la situación del rallye, Tänak tenía intención de pelear por el podio, con las posibilidades de dejar el título asegurado antes del final en Australia. Para ello logró el mejor tiempo en la segunda pasada por Savallà, recortándole tiempo tanto a Neuville como a Loeb y Sordo. Esta tónica continuó durante toda la tarde, con Tänak lanzándose a por las posiciones de podio y el trío de Hyundai exprimiendo sus i20 a tope, sobre todo Neuville ya que era capaz de igualar el ritmo del lobo blanco de Toyota Gazoo Racing.


De hecho, mientras las distancias iban estableciendo las posiciones de cara al final del rallye, Tänak era el único capaz de perseguir el ejército de Alzenau, recortando tiempo con scratch tanto en Querol como en Montmell. Al final del tramo estaba a tan solo 1,4 segundos de distancia del tercer puesto, ocupado por Loeb después de que Sordo lograse adelantarle en Montmell – los 24,40 kilómetros de recorrido fueron un problema para algunos, por ejemplo para Neuville ya que sus neumáticos traseros se calentaron más de la cuenta y perdió agarre en la zaga.


Para acabar la tarde, quedaba la tradicional pasada por el tramo espectáculo en Salou en el paseo marítimo, donde en la tarde del domingo se llevaría a cabo la ceremonia final del rallye – una mezcla atípica de asfalto, empedrado y arena que podía convertirse en un terreno resbaladizo sobre todo en caso de lluvia. En este tramo Neuville marcó el scratch seguido tres españoles: Nil Solans, Sordo y José Antonio Suárez, sorprendiendo los de WRC2 con sus respectivas monturas R5. Tanto el campeón mundial del JWRC 2017 como el asturiano fueron más rápido que el propio Tänak, que se situaba en el podio al adelantar a Loeb. Al final de esta segunda etapa Neuville se mantenía en primera posición con 21,5 segundos de ventaja con respecto a Sordo, Tänak a 24,6 y Loeb a 25,2 segundos, los cuatro en menos de medio minuto. Latvala se situaba en quinta posición, completando las diez primeras posiciones Evans, Suninen, Ogier, Ostberg y Camilli.

 

La tercera y última etapa de la prueba constaba de dos pasadas por el tramo de Riudecanyes y La Mussara, siendo la segunda de La Mussara el Power Stage con el que terminaría este rallye. La mayoría de los pilotos decidieron no arriesgar y esperar a buscar los puntos extra del Power Stage, estando la gran pelea entre Tänak y los Hyundai. Más allá de la pelea en el campeonato de marcas, el estonio sentenciaba el título con un tercer puesto y tres puntos del Power Stage en el caso de que Neuville resultara ganador. El belga marcó el scratch para continuar al frente seguido de Sordo, que aguantaba el ataque del líder del campeonato.


Sordo era capaz de continuar por delante de Tänak e incluso metiéndole tiempo de por medio, a la vez que Neuville mantenía más de veinte segundos de ventaja de cara al bucle final del rallye. Loeb, por su parte, perdía algo de confianza en las curvas sucias y esto permitía acercarse a Latvala a su estela, separándoles tan solo 10 segundos. El español volvía a ser el mejor en la segunda pasada por Riudecanyes, postergando la lucha hasta el Power Stage unos minutos más tarde.


Algunos pilotos decidían no arriesgar y meterse en la pelea por los puntos (como Meeke) mientras que otros arriesgaban con mejores o peores resultados – Suninen cometió un error y perdió más de 10 segundos en un accidente donde dañó el frontal. En el enfrentamiento directo entre Neuville y Tänak se metió un rival inesperado ya que Evans marcó un gran tiempo, mejor que Latvala, Loeb, Sordo y el propio Neuville, que celebraba su tercera victoria de la temporada. Pero fue Tänak, con todo su poder, el que desbancó a todos para ser el más rápido y asegurar los puntos necesarios para ser campeón del mundo de rallyes de manera matemática.


Al término de la prueba Neuville venció por 17,2 segundos sobre Tänak y 17,6 sobre Sordo, apretándose el campeonato de constructores de cara al final en Australia al adelantar el estonio al español por menos de medio segundo. Loeb, sin ganar en este rallye por primera vez (ya que ha ganado cada edición del Costa Daurada en la que ha participado), acabó cuarto por delante de Latvala. Evans, Suninen, Ogier, Ostberg y Camilli completaron las diez primeras posiciones.



Otras noticias


Toda la información sobre mundo de la competición de rallyes

WRC
ERC
Nacional de Asfalto
Nacional de Tierra
Internacionales
Regionales
Históricos
Otros
Rallyes ONLINE
Coches de calle
Toda la información sobre el mundo de la competición en circuitos

F1
WTCC
DTM
Fórmula E
WSR
Indycar
GP2 / GP3
Resistencia / GT
CER / Clio
Otros
Coches de calle
Web pensada para ayudar a la divulgación del mundo de la competición

Dossier
Webs
Comunicados
Fotografía
Vídeos (on boards)
Redes Sociales
Web pensada para poder ofrecer diferentes productos propios y ajenos para que los aficionados los puedan adquirir

Update CMP