ÚLTIMA HORA
En breve ampliamos
Enero
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31
WRC
 

El Rally de Suecia, ¿rumbo a la bancarrota?

El caos en la Federación Sueca de Automovilismo ha puesto en riesgo el futuro del rally, aunque desde la entidad buscan la supervivencia de la cita a largo plazo

11/01/2021 | Bernabé Ramírez | Fotos: Skoda Motorsport/Charly López | Leído: 1078

En un país donde la precisión y la planificación están a la orden del día, el Rally de Suecia parece que es la excepción que rompe la regla. La semana pasada conocimos la delicada situación en la que se encuentra la prueba ya que la Federación Sueca de Automovilismo no estaría dispuesta a aportar más dinero del que aporta actualmente al rally. Si la Svenska Rallyt AB, empresa organizadora del Rally de Suecia, se declara en bancarrota debido a esta falta de dinero se anularía el contrato con el WRC para 2022 de acuerdo al expresidente Magnus Berhtling y SVT. 

¿Por qué la Federación Sueca de Automovilismo va a dejar de invertir en el Rally de Suecia? Para empezar la Federación Sueca de Automovilismo (a partir de ahora SBF por sus siglas en sueco) posee la mitad de la propiedad de la Svenska Rallyt AB, mientras que Uvåns Näringslivscenter AB la otra mitad. Durante la semana pasada hubo una reunión en la que se decidió si invertir más dinero del que se aportaba hasta 2020 en Svenska Rallyt AB o no. El resultado de la votación fue que no se iba a invertir más dinero en el rally según Urban Wahlberg, vicepresidente, en declaraciones a la SVT. Unos días más tarde esa votación, el por entonces presidente Magnus Berthling (partidario de aumentar el presupuesto según Wahlberg) renunció a su cargo como máximo responsable de la SBF. Según Berthling: "La propuesta de la mayoría por la que se votó, de llevar a la compañía a la quiebra, significaría una gran pérdida financiera para la Federación Sueca de Automovilismo y probablemente también habían perdido el derecho a organizar el rally en el futuro", expresó el expresidente para SVT Sports.


La otra parte (la que sostiene que no hay que invertir más dinero en la organización del Rally de Suecia) respalda su decisión en que la cita mundialista ha sido poco rentable económicamente, por lo que habría que buscar fórmulas para recapitalizar la Svenska Rallyt AB o de hacerla más rentable económicamente. Es decir, este sector de la SBF no tiene intención de cortar el dinero destinado a la organización del rally, simplemente buscan una rentabilidad a largo plazo (algo que ha remarcado la SBF esta mañana en un comunicado). Entre estas fórmulas no se encuentra la opción de invertir más dinero ya que se habría sobrepasado un límite marcado por la propia SBF, según Wahlberg.

“Habríamos tenido que recapitalizar la empresa que organiza el rally, porque la hoja balance mostraba que teníamos que presionar para obtener más fondos. Nosotros, que votamos no, no consideramos que tuviéramos un mandato para hacerlo. Sentimos que habíamos llegado al final del camino con la cantidad de dinero que invertiríamos en la empresa que dirige el Rally de Suecia”, comentó Wahlberg para la SVT.


citroen_rally_suecia_2017

Es decir, ahora mismo la SBF no está por la labor de invertir más dinero del que han puesto en los últimos años para y según Berthling eso supondría llevar a la Svenska Rallyt AB, y por tanto a la prueba, a la quiebra y esto supondría despedirse de organizar el rally en 2022. ¿Qué hay de la otra mitad del pastel? Uvåns Näringslivscenter AB ha manifestado que tienen interés en mantener el rally y quedarse como propietarios únicos de Svenska Rallyt AB, pero desde la propia federación no estarían interesados en que Uvåns Näringslivscenter AB tome el control total de la empresa que organiza el rally, según Fredrik Gustavsson. El motivo lo desconocemos, pero Lars Sätterberg (CEO de la empresa) expresó esta semana que está dispuesto a poner el resto del dinero para sacar el rally adelante y mantener la cita nórdica en 2022. El directivo se acoge a uno de los puntos del acuerdo que tiene su empresa con la SBF en la que una de las partes no puede poner en bancarrota al rally. Es decir, si la otra parte, en este caso la SBF, no tenga el montante necesario debería liberar su parte de acciones para que el otro propietario pueda hacerse con ella.

“Creo que una nuevo propietario sería lo mejor para nosotros, para la federación y para los rallyes. El reglamento establece que si un propietario no está dispuesto a aportar capital cuando sea necesario, el otro propietario tiene derecho a exigirlo, lo que hemos hecho, y si usted no está preparado para hacerlo, debe estar preparado para liberar las acciones de la empresa”, comentó Sätterberg para SVT Sports.

Además, Sätterberg reveló para el citado medio que han tenido contacto con nuevos propietarios con más pedigrí en la organización de pruebas de este nivel. Esto fue a finales de 2020 pero las conversaciones no llegaron a buen puerto.

“Acordamos entablar negociaciones con un actor externo que tenga la experiencia y el conocimiento para realizar este tipo de eventos. Estuvimos de acuerdo en que, a largo plazo, sería bueno incorporar a otra parte que no fuera una asociación propiedad de sus miembros (n.d.r en referencia a la SBF) y Ulvån, que es una empresa comercial regional”, finalizó el directivo.

Por último, la tercera pata en este entramado es Glenn Olsson, máximo responsable de la Svenska Rallyt AB, que se ha mostrado bastante pesimista e insiste en que la empresa debe viva seguir para mantener la fecha del WRC de cara a 2022.

“Si no mantenemos la empresa en funcionamiento, por lo que el acuerdo de promotor no se mantendrá y eso significa que estamos fuera del WRC. Si la empresa se declara en quiebra nuestro acuerdo con el WRC se dará por terminado. Por tanto no tenemos ningún acuerdo para el WRC en 2022 ni WRC en Suecia. Espero que podamos intentar encontrar una manera de mantener vivos el rally y la compañía”, apuntó Olsson en declaraciones recogidas por SVT Sports.


Una federación para tres presidentes


¿Os acordáis de Berthling? Su dimisión ha sido bastante sorprendente pero no ha sido la única en este último año. Berthling tomó el puesto como presidente de la SBF en septiembre de 2020 tras la dimisión de Lars Pettersson en mayo de 2020 después de que se descubriera que él y varios miembros de la junta de gobierno se gastaran 30.000 euros en ir a ver las 500 Millas de Indianápolis de 2019. Ahora mismo el presidente en funciones es Roger Engström a la espera de conocer el futuro presidente, que se decidirá el 18 de abril. Es decir, la propia federación sueca se encuentra en una situación bastante delicada que se ha acentuado tras el desastre del Rally de Suecia de 2020 y la cancelación de la citad de este año.

La mala noticia es que el tiempo corre en contra del futuro del rally y si entran en la bancarrota podríamos ir diciendo adiós a la cita escandinava. Y por si fuera poco, el debate sobre dónde se organizará el rally sigue en el aire y a día de hoy hay varios candidatos pero ninguno claro.


Fé de erratas: en algunos párrafos se dio a entender que la SBF dejaría de invertir dinero en el Rally de Suecia, cuando lo que queríamos expresar es que la entidad no quiere destinar más dinero del que actualmente ponen sobre la mesa de la Svenska Rallyt AB. Pedimos disculpas si se malinterpretaron los párrafos.



Otras noticias


Toda la información sobre mundo de la competición de rallyes

WRC
ERC
Nacional de Asfalto
Nacional de Tierra
Internacionales
Regionales
Históricos
Otros
Rallyes ONLINE
Coches de calle
Toda la información sobre el mundo de la competición en circuitos

F1
WTCC
DTM
Fórmula E
WSR
Indycar
GP2 / GP3
Resistencia / GT
CER / Clio
Otros
Coches de calle
Web pensada para ayudar a la divulgación del mundo de la competición

Dossier
Webs
Comunicados
Fotografía
Vídeos (on boards)
Redes Sociales
Web pensada para poder ofrecer diferentes productos propios y ajenos para que los aficionados los puedan adquirir

Update CMP