ÚLTIMA HORA
En breve ampliamos
Noviembre
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30
WRC
 

Elfyn Evans gana el Rallye de Turquía y pasa a ser líder del WRC con Toyota

El galés y su copiloto Scott Martin se imponen sobre los Hyundai de Thierry Neuville/Nicolas Gilsoul y Sébastien Loeb/Daniel Elena

20/09/2020 | David Durán | Fotos: Roberto Saavedra | Leído: 2459

Twitter (@TheDDuran)
Instagram (@dduranissimo)


Elfyn Evans y Scott Martin han conseguido la victoria en el Rallye de Turquía, su segundo triunfo del año que les catapulta al liderato de la general del Campeonato Mundial de Rallyes. La dupla británica de Toyota ha sido acompañada en el podio por los pilotos de Hyundai Thierry Neuville/Nicolas Gilsoul y Sébastien Loeb/Daniel Elena.


La prueba comenzaba en el tramo de Içmeler y sus 13,90 kilómetros, un aperitivo para los duros y bastos tramos pedregosos de este rallye. Un rallye más fue Sébastien Ogier quien inició la marcha seguido de Elfyn Evans y un Ott Tänak que estaba dispuesto a demostrar hasta que punto había mejorado el Hyundai en tierra. En efecto, superó a los Toyota y marcó scratch provisional, pero fue Thierry Neuville el que marcó el scratch por más de tres segundos. De hecho Sébastien Loeb, saliendo detrás de los habituales con el tercer Hyundai, marcó el segundo mejor tiempo batiendo a Tänak, empezando la prueba con un triplete de los de Alzenau.


Si el polvo no dio tantos problemas en el primer tramo, en el segundo fue un calvario – empezaba con una zona rápida antes de entrar en un área boscosa donde se quedaba el polvo en suspensión. Si ya los primeros pilotos advertían el problema, los de mitad del pelotón eran bastante vocales al respecto. Neuville fue bastante claro: “Todos los años la misma mier... cada vez que venimos aquí, todos los años igual y no hacen nada para solucionarlo.” Ogier, que no tenía problemas de polvo al salir delante, se quedaba con el scratch en este complicado tramo, pero el liderato era para nada menos que Loeb por 1,2 segundos de ventaja sobre Neuville y 1,3 con respecto a Ogier, con Evans y Rovanperä a menos de tres segundos. Tänak, Lappi, Greensmith y Loubet completaban el Top 10.


El rallye comenzaba con el terrible y temible tramo de Yesilbelde, con 31,79 kilómetros de longitud. Se esperaba que pasara algo ya que es un tramo que ya en años anteriores ha dado muchos problemas a los pilotos – ejemplos de ello fueron abandonos de Neuville y Tänak en 2019 así como otros problemas de fiabilidad en 2018 así como el incendio en el coche de Yazeed Al-Rajhi. La mañana empezó tranquila, además de tener menos problemas de polvo ya que los pilotos, esta vez sí, salían cada cuatro minutos en lugar de cada tres.


Pierre-Louis Loubet iniciaba la marcha por delante de los pilotos de M-Sport y un Ott Tänak que trataba de ir a por todas para compensar su posición de salida desfavorable frente a los pilotos de cabeza. No obstante, por segundo año consecutivo, el estonio encontraba infortunio aquí: a falta de menos de seis kilómetros tenía que parar por un problema en la dirección a un lado de la carretera. Él y su copiloto Martin Jarveoja intentaron arreglarlo, pero pronto vieron que era imposible, un duro golpe de cara a sus opciones de título.


Ogier lograba no solo el scratch por delante de Neuville sino que pasaba a ser el nuevo líder del rallye. Loeb perdía bastante tiempo en los parciales, llegando a meta con el neumático trasero izquierdo (compuesto medio) en las lonas. Evans también superaba a Loeb, teniendo el alsaciano detrás de sí a los tres finlandeses: Kalle Rovanperä, Esapekka Lappi y Teemu Suninen.


En comparación el tramo de Datça 1 fue bastante más tranquilo además de ser más corto, de 8,75 kilómetros. Ogier marcó un gran tiempo con el cual se alejaba de sus dos compañeros de equipo en Toyota, aguantando el tipo Neuville. Loeb, por su parte, cedía más de 20 segundos y tenía a Rovanperä en su estela en lo que parecía un error a la hora de escoger montas.


Los primeros pilotos comenzaron el tramo de Kizlan 1 según lo previsto, pero al cabo de unos minutos se detuvo por la presencia de espectadores en una zona no autorizada (este rallye, al igual que Cerdeña, no contaba con zonas de espectadores) y además peligrosa. Neuville se llevaba el scratch por casi un segundo y medio sobre Ogier y dos segundos con respecto a Evans. Al llegar a media mañana Ogier era líder por 1,6 sobre Neuville y 12,3 sobre Evans, estando Loeb y Rovanperä luchando por la cuarta posición. Suninen, Lappi, Greensmith, Loubet, Kajetan Kajetanowicz y Adrien Fourmaux, líderes en WRC3 y WRC2, completaban las diez primeras posiciones.

 

El bucle de la tarde comenzaba con la segunda pasada al temible Yesilbelde y sus 31,79 kilómetros, que varios dramas ha traído en el pasado y también en la pasada matinal, con los abandonos de Ott Tänak y Eyvind Brynildsen. Aquí los pinchazos fueron los protagonistas, empezando con el neumático trasero derecho de Gus Greensmith quedando delaminado en los últimos kilómetros.


Minutos más tarde era Rovanperä quien cedía unos 15 segundos al pinchar el delantero derecho, pero el golpe de efecto llegó cuando Ogier pinchaba el neumático delantero izquierdo a la par que su Toyota sufría de problemas hidráulicos que le afectaban a la hora de cambiar de marchas. En ese momento Neuville llegó con su mejor versión y marcó el scratch sacándole medio minuto al de Gap. El belga pasaba a ser líder de carrera por delante de Evans mientras que Ogier tenía a Loeb, su némesis hace una década, a tan solo tres décimas de diferencia, con Rovanperä a medio minuto.


En el segundo tramo de la tarde, Datça 2, la cosa se apretaba entre los Hyundai y Toyota…salvo por Neuville, que con un segundo scratch se ponía aún más líder. Ogier, pese a que seguía con problemas hidráulicos, marcaba otro gran tiempo con el cual escalaba al segundo puesto por delante de Evans, con Loeb aguantando a menos de un segundo del galés mientras que el resto de pilotos aguantaban con las condiciones, sumándose a la dureza de los tramos tanto el navegar entre las roderas y el polvo en suspensión, que seguía siendo un gran problema para muchos aún con cuatro minutos entre piloto y piloto.


Para el último tramo del día tanto Rovanperä como Evans (quien también había pinchado un neumático) se habían quedado sin neumáticos, perdiendo bastante tiempo en los 13 kilómetros del tramo. Ogier marcó un buen tiempo, siendo primero batido por Neuville y después por Loeb – el alsaciano marcaba scratch, siendo el cuarto piloto más mayor en toda la historia del Mundial de Rallyes en lograrlo. De cara al tercer y último día Neuville era líder por 33,2 segundos tanto sobre Ogier como Loeb, pues ambos estaban empatados en la segunda posición. Evans estaba a un minuto de distancia, completando el Top 10 Rovanperä, Suninen, Lappi, Greensmith, Loubet y Kajetan Kajetanowicz, Rally2 más rápido así como líder de la categoría WRC3 con el Skoda Fabia Rally2 de RaceSeven.

 

El tramo de Çetibeli, con sus más de 38 kilómetros cronometrados, prometía ser todo un reto y el lugar donde todo podía cambiar en este rallye… pero pocos podían imaginarse hasta que punto. Los primeros sustos llegaron con los abandonos de Pierre-Louis Loubet y Teemu Suninen, uno por avería mecánica y otro por arrancar la rueda trasera izquierda. Entonces fue cuando llegó el festival de pinchazos.

Primero eran Esapekka Lappi y Kalle Rovanperä los que tenían parar a cambiar neumáticos, pero poco después también le tocaba cambiar a Sébastien Ogier. Todo se ponía de cara para Hyundai…pero de repente Neuville también pinchaba uno de sus neumáticos y tenía que parar, pensando al principio que se trataba de un problema con un amortiguador. Esto pondría a Loeb como líder del rallye…pero al final del tramo también pinchó el neumático delantero derecho. Evans, que empezaba el día cuarto, acababa el tramo líder con 46,9 segundos de ventaja sobre Ogier, con Neuville tercero a ocho décimas del francés y Loeb cuarto a unos cinco segundos de ambos.

En comparación el tramo de Marmaris, donde horas después se celebraría la Power Stage, fue ‘tranquila’. Un recorrido corto que terminaba sobre asfalto tras un paso de agua. Lappi fue algo particular tratando de vadear el paso de agua mientras que Loeb fue a fondo por el líquido elemento. Parecía que sería el alsaciano el que se llevaba el scratch por delante de Ogier, Evans y Rovanperä, pero Neuville vino demoliendo en el parcial y se llevó el mejor tiempo por cuatro segundos y medio, adelantando a Ogier en el proceso. De este modo, a falta de dos tramos para el final, Evans cuenta con 42,2 segundos de ventaja con respecto a Neuville, 46,2 con Ogier y 51,4 con Loeb, pudiendo cambiar todo en el bucle final de la prueba. Rovanperä, Greensmith y Lappi completaban las posiciones entre los pilotos de la categoría máxima, situándose también en el Top 10 Kajetan Kajetanowicz, Marquito Bulacia y Pontus Tidemand.


Para la segunda pasada por Çetibeli, Hyundai Motorsport comenzó a hacer uso de estrategias de orden de salida: Tänak no salía a su hora sino que esperaba unos minutos y, al arrancar, se quedaba a un lado de la pista, esperando a pasar detrás de Neuville y Loeb. El drama volvió a llegar, pero no de la manera esperada: primero era una alarma de motor y de repente, una pequeña llama anunciaba que el motor del Yaris WRC de Sébastien Ogier expiraba. De repente, el líder del mundial se quedaba fuera de carrera sin poder sumar un solo punto en la recta final de la temporada.


Neuville marcaba el scratch y afianzaba su segundo puesto mientras que Evans mantenía el colchón de cara a la victoria y Loeb se aliviaba de llegar al final del tramo sin ningún pinchazo, quedando solo por delante la Power Stage. Lappi se desmarcó de la pelea con un muelle de suspensión roto, paseando hasta asegurar el sexto puesto por detrás de su compañero Greensmith.


Eran Tänak, Rovanperä, Neuville y Evans los que iban para el Power Stage ya que Loeb decidió conservar y centrarse en su labor de cara al campeonato de constructores. Fue Neuville el que consiguió los cinco puntos, arrebatándole el mejor tiempo a Tänak por cuatro décimas y por un segundo y medio a Rovanperä y Evans que empataron. De este modo Evans logró vencer por segunda vez este año y situarse como líder del mundial a falta de Cerdeña e Ypres (al menos por ahora) por celebrarse. Neuville acabó segundo y tercero Loeb, completando el Top 10 Rovanperä, Greensmith, Lappi, Kajetanowicz, Tidemand, Fourmaux y Bulacia.



Otras noticias


Toda la información sobre mundo de la competición de rallyes

WRC
ERC
Nacional de Asfalto
Nacional de Tierra
Internacionales
Regionales
Históricos
Otros
Rallyes ONLINE
Coches de calle
Toda la información sobre el mundo de la competición en circuitos

F1
WTCC
DTM
Fórmula E
WSR
Indycar
GP2 / GP3
Resistencia / GT
CER / Clio
Otros
Coches de calle
Web pensada para ayudar a la divulgación del mundo de la competición

Dossier
Webs
Comunicados
Fotografía
Vídeos (on boards)
Redes Sociales
Web pensada para poder ofrecer diferentes productos propios y ajenos para que los aficionados los puedan adquirir

Update CMP